22 de diciembre de 2011

Felicidades a todos los que creen que la Navidad no esta de moda

En cierta ocasión alguien le preguntó a Coco Chanel, la más importante diseñadora del siglo pasado, qué entendía ella por moda. "Moda  -respondió- es precisamente... lo que pasa de moda... yo nunca me he dedicado a la moda."

Hoy día, más de cincuenta años después de ser creados, muchos de sus diseños siguen vigentes, son... clásicos, siempre jóvenes, siempre con algo nuevo que descubrirnos, abiertos a una nueva interpretación. Su secreto es que no fueron creados pensando en el éxito inmediato: apostar, ganar y levantarse de la mesa.

Chanel cuando creaba, pensaba en eso que sus compatriotas franceses, siempre tan buenos exportando definiciones, han dado en llamar el "eterno femenino". Es decir, una manera de ser mujer que trasciende a lo temporal.

En tiempos de crisis, y éstos lo son (según la moderna psiquiatría el primer paso para superar un problema es reconocer que existe, lástima que algunos no lo supieran), surge la tentación de seguir la moda del descuento salvaje o de empezar las navidades en noviembre y prolongarlas hasta las rebajas de febrero.

Sinceramente, no sé qué más se puede esperar de las nuevas rebajas de 2012 que no nos ofrezcan ya estas navidades. Lo cierto es que muchos negocios y marcas han entrado en una carrera desenfrenada por bajar los precios, apretando a los proveedores más y más, hasta hacerles sentirse con tanta presión como la que  soportaba la tripulación del submarino alemán de la película "Das Boot". Es, sin suda, un círculo vicioso pero está rabiosamente de moda. A muchos puede parecerles una buena solución a corto plazo. En nuestra opinión, no lleva ningún lado y genera una dinámica de la que será muy difícil escapar.

A ésto, honestamente, no podemos llamarlo Navidad.


La Navidad, es otra cosa.

Desde hace siglos, se ha entendido como una excelente ocasión para hacer balance, para recomenzar, para estar más pendiente y más cerca de los demás, para escucharles y esforzarse en darles eso que en el fondo desean, a veces nos piden y siempre les sorprende. Es tiempo para hacer planes a largo plazo y fijarse el propósito de hacerlo todo mejor...

Justo las cualidades que comercialmente han demostrado ser las más eficaces y que más futuro aportan. Quizás sea así porque  las cosas realmente importantes nunca "están de moda"... como la verdadera Navidad.

Siempre igual y siempre distinta.


ZENTANK DESEA A TODOS UNA MUY FELIZ NAVIDAD

Escribe tu comentario:

Gracias por dejarnos tu opinión. ¡Nos interesa mucho!